Bel Ecosystem
Buenos Aires, Argentina

Bel Ecosystem

UBICACION
Buenos Aires, Argentina
Coautoría

Interiorismo de vanguardia para torres de alta categoría

En este proyecto intentamos materializar la visión sobre tres puntos de vista filosóficos a cerca de las relaciones entre las personas y el medio ambiente:la visión instrumental
donde los entornos físicos resultan herramientas de apoyo a la productividad individual y la efectividad de la organización, como los medios físicos para lograr objetivos conductuales y económicos clave, por último la visión instrumental: orientación espiritual en la que los entornos físicos no se consideran herramientas sino fines en sí mismo, como los contextos en los que se pueden cultivar importantes factores humanos.

Siguiendo a Teyssot: “El habitus, síntesis pasiva del tiempo como presente viviente, es la memoria de las prácticas en el espacio”. En esta línea de pensamiento creemos que el retorno a la vida auténtica está simbolizada por el paisaje; entonces, ¿todo es paisaje? ¿paisaje es igual a mundo? ¿sería mejor decir los paisajes son nuestros mundos? Esos mundos son el reflejo de nuestras miradas (o sea imágenes), tanto exteriores como interiores, tanto pragmáticas cuanto artísticas, tanto representaciones como objetos físicos, tanto estados del alma como necesidades vitales.

El avance en la comprensión de lo social que traen estos giros en la Teoría Social se funda en el reconocimiento de la capacidad del sujeto para crear nuevas estructuras, incluso a partir de las previas, de la capacidad para transgredir lo antes aceptado, para innovar. Sin duda alguna, esta capacidad creativa en todos los sujetos se entrelaza con tendencias a repetir, a reiterar lo establecido, casi siempre enraizado a través de la instauración de patrones del comportamiento cotidiano. Según Lindón (2008) de ahí la relevancia de comprender la producción y reproducción de la ciudad desde los sujetos que la habitan, con un interés expreso en descifrar el espacio del sujeto cuerpo y el sujeto-sentimiento.

Avanzando sobre las ideas anteriores en el psicoanálisis también encontramos tres visiones que resultan relevantes: para Winnicott, el desarrollo humano no resulta sólo de las tendencias heredadas, sino también de una interacción compleja con los factores ambientales que considera primordiales, desde donde construye su teoría del desarrollo emocional primitivo. Es el medio, la madre la que se debe adaptar al hijo. De ahí surgen dos voces indivisas, la adaptación activa y el ambiente facilitador. Wallon plantea que en la conciencia reside el origen del progreso intelectual, pero ésta no se presenta en el momento del nacimiento, sino que es una cualidad que se construye socialmente, por medio de lo que denomina la simbiosis afectiva y se lleva a cabo mediante las prácticas.

Asesores:

  • Horacio Zuker

¿Estás por empezar un proyecto?

Hablemos

contactarse